Archivos para julio, 2012

De vuelta a Moreruela

Publicado: 16 julio, 2012 en Escalada

20120716-090421.jpg

Vuelta al ruedo. Tras tres meses de espera regresamos a nuestra futura gran escuela de quintos. En un principio fuimos Jose y yo a hacer artificial.

20120716-090628.jpg

Empezamos por una bonita fisura/diedro con un techito a la cual ya hacia tiempo le había hechado el ojo. Es una línea a la que le pondremos descuelgue para hacerla con cacharros. En este caso la estrenamos con el artifo. Es la primera línea de jose de primero y se defendió bien. Resulta bonita y su única dificultad estriba de la incomodidad de la posición a la que te obliga.

20120716-102807.jpg

20120716-102815.jpg

Cambiamos a la directa americana, haciéndola primero por el diedro, travesia con paso de uña, y fisura desplomada con paso de techin. Muy bonita también.
Los hermanos Manrique también visitaron el lugar unos días después. Raúl encadeno “Los recios de quintos” 7a (la de los buriles) y Jorge le hizo la primera a “El vuelo del alimoche” 7b/+. Empieza bien la temporada. Lo que viene… mas escaladas, mas vías por equipar.

Anuncios

¡LAS CUATRO DEL NARANJO!

Publicado: 2 julio, 2012 en Escalada

 

Lo hemos hecho. Sabíamos que podíamos hacerlo pero hasta que no te pones a ello no sabes realmente a lo que te enfrentas y como va a salir. Hemos tenido mucha suerte con la elección del día. Un viernes fiesta en Zamora en el que amenazaban lluvia. Viendo las distintas previsiones confiamos en que arriba tendríamos mar de nubes y así fue. El día no estuvo mal pero hizo mucho viento, sobretodo en la cara oeste, que hacía que la sensación térmica fuera horrible hasta el punto de dormirnos las manos y hacernos tiritar. Todo este cumulo de circunstancias hizo que en la montaña solo estuviéramos cuatro cordadas. La actividad es dura tanto física como síquicamente, sobretodo este punto. Mi meta era ir pensando de cara en cara; pensar en todo lo que te queda te baja la moral por lo que era mejor pensar en cada una de ellas como una ascensión única. El cuerpo aguantó bien, lo peor eran los pies. Debería puntualizar que escalando no notábamos mucho pero cuando subíamos trepando a la cumbre las piernas temblaban y el corazón galopaba.
La historia fue esta:

Tiempo total 14:40h, empezamos por la Murciana en la oeste a las 6:30. Tardamos 6 h que habrían sido 5:30 de no ser por el aire y el frío que tuvimos en los últimos largos.

La siguiente fue la norte por la Pidal-Cainejo. A pie de vía nos encontramos con Raúl y Dani que nos dieron ánimos y nos habían subido un par de botellas de agua para rellenar los camels. La vía nos llevo 2:50 h. Foto de rigor y a por otra.
Comenzamos la Cepeda en la este. Disfrutamos mogollón de esta vía. Yo recuperé las fuerzas y el ánimo milagrosamente, y no deje de cantar mientras subía. La hicimos en ensamble tardando 2 h hasta la cima.
El último envite le toco a la directa de los Martínez en la sur que en ensamble hicimos en 1 h hasta la cima.
Llevamos comida y agua con nosotros y siempre hicimos cumbre. Tenemos que darle las gracias a Dani y Raúl por su compañía y llevarnos el agua auxiliar. Felicitarles también porque ellos hicieron la este y la norte, y no hicieron la sur por ir a reservarnos la cena en el refugio (¡benditos macarrones!).
Llamamos por el walkie a Dani para darles la noticia. Estábamos muy contentos y cansados, nos concentrábamos para el camino de vuelta. Una vez en el refugio nos encontramos con nuestros amigos entre los que se encontraban Fernando, Paco y Pablo que venían de escalar en Horcados Rojos. Todos juntos celebramos nuestras escaladas, pero brevemente, ya que había ganas de meterse en la cama.