Archivos para agosto, 2013

El dulce taladreo

Publicado: 30 agosto, 2013 en Entretenimiento, Escalada

El taladro ya ha disfrutado de su función otra vez, golpeando la roca como si del martillo de Thor se tratase. Esta en plena forma y en un rato hizo 14 agujeros sobre piedra adamantina. Ya se saborean las vías nuevas…

20130830-103805.jpg

Anuncios

CIMG0438 CIMG0432 CIMG0429 CIMG0411 CIMG0407 CIMG0405 CIMG0404 CIMG0398 CIMG0396 CIMG0394 CIMG0391 CIMG0387 CIMG0384 CIMG0383 CIMG0382 CIMG0381 CIMG0380 CIMG0376 CIMG0374 badile a Tre Cime di Lavaredo, Dolomites, Trentino-Alto Adige, ItalyCIMG0431 CIMG0436 CIMG0443 CIMG0448 CIMG0452 CIMG0456 CIMG0457 CIMG0459 CIMG0461 CIMG0463 CIMG0464 CIMG0465 CIMG0467 croquis cassin croquis comiciPocas veces se puede decir que has hecho dos de las seis grandes nortes de los Alpes en 7 días. Hay que tener suerte. Yo puedo decirlo.
Este año hemos cambiado de zona. Ante la gran nevada de este invierno, Chamonix y sus proyectos quedaron descartados y la segunda opción era la Cassin al Badile. La continuación del viaje se dirigió a las Dolomitas a la zona de Lavaredo.

Badile, Cassin (6a, 800m)
Tras dos días de viaje interminable en coche llegamos a Bondo, un pequeño pueblo suizo situado muy cerca de la frontera italiana. Localizamos el camping y nos acomodamos. Hablamos con unos chicos de los cuales dos de ellos habían hecho la vía y nos lo pintaron muy chungo. Mal comienzo, con mucha nieve, tormenta mientras subían, regreso (creo por el sur) interminable… Nosotros mirábamos hacia arriba y veíamos de la mitad del espolón en adelante y no lo veíamos mal, no aparentaba tener mucha nieve. Logramos hablar con una mujer del refugio Sacs Füra y nos dijo que la vía estaba bien y que lo único malo era el principio… En fin, vimos el parte del tiempo y el jueves fue el día elegido para subir a vivaquear. Pagamos 10€ para subir al parking de Laret, en el valle de Bondasca. La subida al refugio parece más una vía ferrata que un camino y la hicimos en 1:20h yendo despacio y con una sudada terrible. Las mochilas pesaban un guilitón. Nuestra decisión fue acertada; hay que entender esta actividad como alpinismo y no como una pared de tapia, es muy completa. Si el año es muy seco se podrá hacer todo en zapatillas, si hay nieve tocara llevar botas, crampones e incluso piolet. En nuestro caso subimos con botas hasta el vivac. Vinieron muy bien para la aproximación a la brecha. Hay vivacs bastante arriba, a media hora de la brecha que da comienzo a la vía e incluso hay uno para dos personas justo en ella. Al llegar nos instalamos y nos dimos un paseo para ver como estaba la vía y conocer la aproximación. Al asomarnos a la brecha destrepamos hasta el rapel y desciframos nuestras dudas. Sí había mucha nieve pero por debajo de la travesía inicial. El gran nevero del principio se había quebrado en varios trozos, sobretodo en dos muy grandes dejando un pasillo central con bloques caídos al final que daba la sensación de que podía pasarse por el medio. Esto fue lo que hicimos: al día siguiente tras una noche muy calurosa nos plantamos en la brecha algo antes de las 5 am. Fuimos hasta allí con botas y piolets (uno por cabeza). Jorge y yo los dejamos en la brecha y nos pusimos las zapatillas. Fernando iría en cabeza con botas y un piolet con pala. Conseguimos pasar entre los seracs bastante rápido y con cierto nerviosismo. Lo siguiente fue una trepada fácil y llegar al neverín colgado en mitad de la travesía. Los que escaléis esta ruta tened en cuenta este nevero. Aunque el primero se pase bien el segundo te puede complicar la vida. Lo pasamos entre él y la pared, salimos por el medio y lo destrepamos por fuera (Jorge y yo con el sacafisureros y un mosquetón en la mano para tener clavar en la nieve). Sin Fer haciendo escalones con las botas no pasamos por allí. Tras todo esto que habíamos superado en una media hora, con rapel incluido, nos pusimos los gatos, nos repartimos las botas y las zapatillas y a escalar. Si vais en pareja y escaláis a gusto en ensamble podéis tirar juntos mucho rato hasta un largo de travesía de V grado delicado que hay tras una brecha en un bloque. Más adelante hay un error en los croquis de la desnivel, toda la zona de techos que vista desde lejos tiene forma de semiluna, se escala hasta pasarla por su izquierda, pero el pasín de V esta justo ahí, no en un largo siguiente como marcan. Según paséis los techos por la izquierda, donde cae agua, subís por un diedro con una cuerda fijada. Esa cuerda está fijada en la reunión. De ahí es todo tieso y luego hacia la izquierda hasta llegar al nevero central. El nevero lo rodeamos por debajo. El diedro con techo al final abandonarlo a los 20 m más o menos, justo donde encontréis dos clavos juntos. Os asomáis a la derecha y veréis unas viras inclinadas fáciles de escalar que os llevan a un diedrín y subiendo en diagonal esta la reunión. Yo me pasé y llegue mucho más alto, casi con el techo encima y me tocó bajarme de allí de un clavo. El resto no tiene pérdida. El primer largo de chimenea suele estar húmedo y es de estos que te succionan y estresan. Los dos siguientes son fáciles. Del último (son tres) sales un poco hacia la izquierda y tiras de frente para salir por una especie de diedro-chimenea fácil. En dos/tres tiradas más sales a la arista. Es mejor salir por aquí que más a la izquierda. A la arista llegaréis justo donde esta la primera argolla de rápel. De ahí a la cumbre no hay mucho en distancia pero lleva un rato. Hay que ir en ensamble y son trepadas de cresta con pasos de tercero que a la vuelta, al destreparlos, son delicados. Es recomendable hacerlo con gatos aunque acabas con los pies machacados. Los rapeles por el espolón norte van todos por argollas grandes aunque alguno es algo diferente. Desde la primera hacer travesia hasta el filo chapandose a un par de chapas para no pirarse hacia la izquierda. Es muy corto. Desde ahí hay dos rapeles evidentes, creo recordar, y llegas a una zona de terraza con tierra con camino a izquierda y derecha y una cresta central que los divide. Aquí no hay anilla. Subir a la cresta central y hacer el siguiente rápel desde unos cordinos y cintas sujetos a un bloque y bajar hacia la derecha mirando para abajo. Llegas a otro espolón al cual te tienes que subir y la argolla esta por su izquierda. El siguiente sale en desplome y bajando ir hacia la izquierda mirando a la pared. El otro es corto y va más a la izquierda, mirando a la pared, hasta una repisa chimenea. Se camina un poco a través de la abertura y aparece el siguiente. Ya desde éste es seguir todo el rato el filo. Al final bajar hacia la izquierda mirando a la pared en dirección a la brecha donde comienza la vía. Son dos rápeles y el resto se destrepa. Nosotros éramos tres y tardamos unas 4 horas (y fuimos lentos en algunas partes y tuvimos enganches).

Punta Frida, Comici, 6a, 200m;
Cima grande de Lavaredo, Comici-hnos Dimai 6a, A0/1 (6c), 500m

Otra vez viaje largo y caluroso. Desde Bondo bajamos a Milán, dirección Venecia, subimos paralelos al lago di Garda y llegamos a Misurina. Una villa con un lago bonito estropeado por el ambiente turístico. El camping se encuentra en la carretera de subida a las Tres Cimas. Pasamos allí la noche y nos levantamos temprano para subir al refugio Auronzo (22€ y 5€ más por día que pases allí de peaje). Dejamos la tienda en el camping. Para tomar contacto con aquello escalamos la Comici a la punta Frida. Moverse por allí es súper sencillo. Llegas en coche al refugio Auronzo, la pista es una autovía que apenas salva desnivel y en 45 min te plantas a pie de la norte de la cima grande. En el caso de la Picola, Frida y Picolisima mucho menos. La Comici a la Frida es fácil. La roca aunque de aspecto roto, esta bastante bien y se hace rápido el ascenso. Lo más delicado es el descenso por una vira diagonal descendente en dirección a la Picola, con pasos finos que hay que llevar con cuidado. Llegas a un rápel corto y el siguiente está en la caída de la pared tras destrepar unos 4 metros. Con cuerdas de 60m se llega al suelo, si no, hay uno intermedio. La vía a mi me gusto pero no es ninguna maravilla. De bajada fuimos a ver como estaba la Comici en la Norte; algo húmeda en su parte superior pero decidimos darle al día siguiente. Hicimos también un poco del recorrido de lo que podría llamarse una ferrata, aunque no usamos la daisy. Es un recorrido que empieza cerca del collado Este y va por unos agujeros de la Primera Guerra Mundial. Interesante por su historia. En el parking dormimos junto al coche, hay baños en el exterior.
A las 7:15 empezamos la Comici-Dimai. Impresiona la pared desde abajo por su verticalidad. La parte de arriba parecía más seca. El primer largo duro no tiene mayor problema, lo hice yo y me tocó colgarme del último clavo duro porque no sentía lo que cogía, tenía muy dormidas las manos. Hacía bastante frío pero no eran malas condiciones (¡madre mía como será escalar esto en invierno!). Con térmica gorda y el primaloft bien. En la reus a ponerse los guantes. Hasta acabar los largos duros la dificultad es muy mantenida y el desplome se va notando en los brazos. La roca no esta mal pero hay que ir con ojo. Para mí y bueno, para todos, el largo más duro fue el segundo 6b+, A1. Te va poniendo y arriba hay que superar una panza hacia la derecha con agarre regular. Se ve que la gente debe hacer una pedaleta de un cintajo colgado de un clavo. Se puede hacer la reunión justo después de la panza o un poco más allá en un diedro en el que se esta muy cómodo. A todo esto algunas reuniones hay que reforzarlas, yo saqué un plano de una de las reuniones de arriba sin mucho esfuerzo. Los friends vale con un juego hasta el tres y aliens. Se usan más o menos según el largo. Necesitaréis unas 15 cintas para ir sobrados. La segunda parte es más rápida y fácil. El diedro antes de la travesía estaba empapado. En el nicho la erre está arriba a la izq escondida al fondo. Chorrea mucha agua. La travesía siguiente sale mucho más fácil saliendo hacia arriba por la chimenea mojada siguiendo dos clavos que empezando por el borde aéreo exterior. Nosotros es lo que hicimos y es un tramo fino ascendente de unos 10 m sin meter nada de nada. Terminando la travesía hay que descender por donde hay un cintajo largo unos 3m. El siguiente largo sale de frente y luego hacia la izquierda. Se llega a la travesía circular. Al poco de salir, a la derecha hay una reunión. La vía original sale por ahí para arriba. Nosotros seguimos por la terraza andando unos 25m hasta una reunión con parabolts. En un largo largo y poco bastante pocho se llega arriba. Allí hay terraza e hitos. Unos te llevan en 10 min a la cumbre y los otros al descenso. Al bajar de la cumbre sigues los hitos por la terraza hacia la derecha mirando a la pared un ratín hasta donde está cortado el camino por una línea de piedras y donde hay varios hitos grandes. Hay un rápel que mira a la canal. Con cuerdas de 60 en dos tiradas por dentro de la canal llegáis abajo. Destrepar hacia la izquierda hasta un nuevo rápel. Están marcados con spray amarillo. Dos rapeles y bajáis hasta una brecha con otro rápel.  En este bajar hacia la izquierda. Esta marcado con pintura. Destrepar sin hacer el rápel siguiente y encontraréis uno un poco más abajo. Éste es ya el último rapel. Luego se destrepa hasta el collado con la Picolla.